El patrimonio de los entes locales está constituido por todos los bienes y los derechos que les pertenecen, sea cual sea su naturaleza y el título de adquisición.

Decret 336/1988, de 17 de octubre, por el cual se aprueba el Reglamento del patrimonio de los entes locales.